SI SE INVIERTE EN EDUCACIÓN VIAL, NO GASTAREMOS EN SALUD PUBLICA

A diario vemos siniestros viales por todos lados, en ciudades grandes , pueblos , rutas y hasta en lugares insólitos que nos indican con claridad la falta de Educación Vial que tenemos los Argentinos en general.Estos siniestros pueden evitarse si nos capacitamos correctamente y nos educamos con la conciencia de respetar las normas y a los demás ciudadanos , vayan estos en algún vehículo o de a pie. Un buen conductor tendrá en cuenta las capacidades técnicas sel vehículo que conduce , la importancia de su propio estado físico y psíquico para conducir una maquina que cada vez viene mas equipada con alta tecnología que desconoce casi en su totalidad, un buen conductor debiera saber de las leyes físicas básicas, inercia de los cuerpos en movimiento, relación de peso y potencia, calculo de distancias, incidencia de bebidas alcohólicas en su organismo, reacción de los mecanismos de frenado y aceleración, factores climáticos y otras tantas cosas que  la hora de analizar las causas de un siniestro , siempre están presente.  La vida vale la pena para empezar a cambiar por completo nuestros hábitos culturales de la autopreparacion y autocapacitacion para conducir cualquier vehículo. Llevará tiempo me dirá Doña Rosa pero ,cuanto dinero nos ahorraremos en reparaciones ?, abogados, daños a terceros, chapistas, coronas de flores, dolor y sepelios.

MAS ESCUELA, MENOS HOSPITAL

Todos los Directores de los Hospitales locales y del resto del país viven gritando con impotencia su permanente colmatacion de las Salas de Emergencia debido a los siniestros viales, la falta de salas especificas, la falta de ambulancias, insumos, traumatologos, camas y una serie de "gastos"que en su gran mayoría no tienen recupero, el estress de médicos, paramedicos y enfermeros que muchas veces ademas, tienen que soportar insultos y hasta agresiones físicas por parte de los parientes del accidentado. En fin una serie de situaciones, perdidas, dolores y molestias evitables con mas educación vial del ciudadano.La capacitación es inmensamente menos costosa que la atención hospitalaria y mucho mas efectiva para mejorar el tránsito.

PORQUE HAY QUE ENSEÑAR EDUCACIÓN VIAL ?

La seguridad vial constituye actualmente en nuestro país una política de Estado, establecida desde el reconocimiento de la problemática y la necesidad de una solución por parte del conjunto de la sociedad. En acuerdo con ello, esta propuesta es desarrollada en conjunto entre el Ministerio del Interior y Transporte, la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo y el Ministerio de Educación de la Nación en el marco de lo que esta cartera establece en el Plan Nacional de Formación Permanente (Res. CFE N° 201/13) referido a las propuestas de actualización curricular.

Desde 1994 la Ley Nacional de Tránsito, N° 24.449, establece la necesidad y la importancia de incluir la educación vial en todos los niveles de enseñanza para cumplir con el objetivo de reducir la tasa de siniestralidad en el país (art 9, inciso a). Numerosas escuelas incorporaron metodologías para enseñar el modo de circular y de transitar de las personas en el espacio público, conforme lo indicaba dicha Ley y los Núcleos de Aprendizaje Prioritarios (NAP) consensuados entre las provincias.
La creación de la Agencia Nacional de Seguridad Vial en el año 2008 (Ley Nacional N° 26.363), dependiente del Ministerio del Interior y Transporte, posibilitó poner en marcha un conjunto de políticas y programas coordinadas con todas las jurisdicciones de nuestro país, con el objetivo de reducir la tasa de siniestralidad.

En tanto acción conjunta con el Ministerio de Educación, el Programa de Fortalecimiento de la Educación Vial del Estado Nacional, es una de las principales estrategias para lograr el objetivo mencionado.
Así como el Estado es el encargado de diseñar un sistema de tránsito y de circulación eficiente y seguro, de garantizar las condiciones mínimas de movilidad, y de ejercer el control y la sanción en los casos de incumplimiento de la normativa que regula dicha circulación, también es responsabilidad del Estado promover e impulsar una nueva cultura vial a partir del sistema educativo, que apunte a mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos.
En este contexto se considera a la educación vial como un proceso educativo integral y permanente que tiene como propósito formar a las personas para el uso adecuado, responsable y solidario del espacio público; por lo tanto es primordial, como parte de la política pública en la materia, desarrollar acciones educativas sistemáticas, en este caso, de formación docente, promoviendo e impulsando una nueva cultura vial a partir del sistema educativo, que apunte a mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos. Esto implica asumir la tarea central de formar a los ciudadanos para la comprensión de la complejidad de las situaciones de tránsito en la vía pública, el conocimiento de las regulaciones que favorecen la circulación segura, la reflexión sobre las causas que provocan los altos índices de siniestralidad y la toma de conciencia orientada a la prevención de siniestros viales.
Mucho es lo que se ha trabajado y avanzado en los últimos años respecto a la Seguridad Vial pero, si tenemos en cuenta de la dinámica de crecimiento tanto de las plantas urbanas como del parque automotor, debemos empezar pronto para revertir definitivamente las estadísticas y dejar a las nuevas generaciones una herencia de conciencia vial mucho mejor que la que vivimos nosotros.
Con todo respeto a los especialistas en Educación Vial , es esta mi modesta opinión. Muchas Gracias.
                                                                         arq. carlos alabe

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *