Se lanzó el programa “Fiestas sin excesos” en Resistencia

Para que las tradicionales fiestas de fin de año y de los egresados de promoción sean en familia y sin accidentes, el municipio capitalino presentó un programa que contiene una serie de medidas que se implementarán mediante el trabajo conjunto con Padres en la Ruta, la Policía del Chaco y los organizadores de los diferentes eventos.

Se trata de un programa que tiene la finalidad de custodiar la tranquilidad e integridad de los jóvenes, tanto en sus fiestas de egresados como en las de Navidad y Año Nuevo, con el objeto de evitar situaciones que transformen una noche inolvidable en situaciones extremas. Se trabajó también en la aprobación de una Ordenanza que prohíbe la venta de alcohol en las ocasiones mencionadas.

“El objetivo es que tengamos fiestas, sin alcohol, sin excesos, en familia, sin accidentes, y que disfrutemos de este acontecimiento que es tan importante en la vida de los jóvenes que es terminar una etapa en el colegio secundario”, dijo este lunes la intendenta al lanzar el programa “Fiestas sin excesos”.

Durante el lanzamiento, la jefa comunal estuvo acompañada por la concejal María Martina; los secretarios de Gobierno Irene Dumrauf; de Planificación Alicia Ogara; de Economía Fernando Novo; Legal Diego Gutiérrez; de Desarrollo Humano Olga Saporitti; los subsecretarios; coordinadores; Carlos Alabe de la Asociación Padres en la Ruta y miembros de las direcciones de Tránsito e Inspecciones Generales.

Para llevar adelante el programa, trabajarán en forma conjunta la Policía del Chaco, Asociación Padres en la Ruta, organizadores de eventos, Presidencia del Concejo Municipal y las distintas áreas del Ejecutivo Comunal.

ALCOHOL CERO

Ayala destacó que “este programa se lleva a cabo en Resistencia por tercer año consecutivo, con especial énfasis en el plan “Alcohol Cero” en las fiestas de recepciones que comienzan el 19 de noviembre”.

“Hace varios años que lo venimos realizando gracias a la participación y el compromiso de funcionarios del gabinete, de Padres en la Ruta y del gobierno provincial, donde hemos consensuado todas y cada una de las medidas que se van a tomar y un control estricto para que realmente sea la fiesta de la familia”, indicó.

Ayala también agradeció “a las entidades y asociaciones civiles que son los protagonistas de estas medidas que en las instrumentaciones de años anteriores demostraron excelentes resultados”.

TRABAJO ARTICULADO

A su turno, la secretaria de Gobierno de la Comuna Irene Dumrauf, comunicó que “el programa Fiestas sin Excesos apunta a cuidar la integridad y la diversión de nuestros jóvenes en las celebraciones de recepción”.

“El programa apunta a trabajar articuladamente con las entidades no gubernamentales, reparticiones del gobierno provincial, bomberos y policía sobre todo en el control de aquellos aspectos que hacen a la seguridad e integridad de las personas”, agregó la funcionaria.

Además, anunció que “la Municipalidad desarrollará un control intenso de la venta de pirotecnia, verificación de la presencia de menores en lugares no autorizados y, el control de la venta de alcohol en inmediaciones a los espacios donde se realizaran las recepciones”.

“La diversión es posible y no necesariamente tiene que estar el alcohol en la vida de nuestros jóvenes para que puedan hacerlo. Por eso, se llevan adelante los controles de tránsito y de alcoholemia, que apuntan a que cada uno de los jóvenes y adultos conduzcan vehículos sin haber ingerido alcohol al finalizar los festejos”.

REUNIÓN INFORMATIVA

Este jueves 3 de noviembre a las 18, se realizará la primera reunión organizativa en el salón del Concejo Municipal, donde participarán los organizadores de eventos a fin de comunicarles la decisión tomada por el Concejo Municipal respecto de este programa.

El encuentro servirá también para consensuar las acciones que se desarrollarán con todas las entidades que han tenido participación en este programa para que siga obteniendo los excelentes resultados que tuvo en sus anteriores implementaciones.

PADRES AGRADECIDOS

La Asociación Padres en la Ruta, encabezada por Carlos Alabe, manifestó su acompañamiento al programa y agradeció y aplaudió “esta iniciativa que está dando muy buenos resultados y lo estamos viendo año tras año”.

De todas formas, resaltó que “siempre hace falta recalcar que tenemos una comunidad bastante desobediente y hay gente irresponsable mezclada con la que quiere pasarla bien”.

“Es insólito pensar que es una noche de fiesta en la que la familia quiere celebrar el logro de su hijo de terminar un ciclo en la educación y que se tenga que terminar en el Hospital Perrando”, señaló Alabe.

En la misma línea, recordó que “el director del Hospital Julio Meiriño informó que el 50% de las camas son ocupadas por personas que sufrieron accidentes por alguna negligencia a la hora de manejar una moto sin casco”.

“Tenemos que utilizar nuestros servicios públicos para lo que corresponde y un hospital lleno de accidentados por negligencia no es lógico y que una fiesta termine en una ambulancia o en un hospital, tampoco es normal”, agregó. “Necesitamos que esto sea una fiesta de todos y no una tragedia para algunos”, finalizó el referente de Padres en Ruta.

OBJETIVO DEL PROGRAMA

El objetivo del programa “Fiestas sin excesos” es proporcionar seguridad a las zonas de recreación nocturna; prevenir los accidentes de tránsito y aquellos ocasionados por el mal uso de pirotecnia; controlar y aplicar la normativa vigente en cuanto al expendio de bebidas alcohólicas y usos del espacio público como así también promover la participación de la sociedad civil en la prevención de los riesgos de las actividades nocturnas.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *