PERDÓN DON RENE

 Disculpe Don Rene, yo soy uno de los tantos argentinos que admiramos su obra , su vida y sus logros pero en este mundo lleno de urgencias se nos paso una fecha tan importante como la de este ultimo 29 de Julio. Hoy hacen 15 años que usted tomo una decisión tremenda que conmovió a todos pero ni con ello no supimos leer ese claro mensaje.

     Mil veces nos preguntamos: porque hizo eso Doctor? y elaboramos mil respuestas , todos con un factor común, la Impotencia.
     Claro que no podemos compartir su decisión pero créame que la comprendemos. Un hombre tan valiente como Usted, que salvo miles de vidas y que trabajó tanto , que estudió tanto para sanar a tanta gente, pensamos que nunca iba a llegar a hacer una cosa así.
     Hoy le pedimos perdón Don Rene, perdón por no seguir su ruta de lucha contra los paredones sordos de nuestros funcionarios , contra los monstruos de las multinacionales de los medicamentos, contra los inútiles crónicos, contra la apatía de todo un pueblo que solo palmea y felicita a los héroes pero jamas lo llaman para preguntarle que necesitan.
    Perdón Don Rene por no ayudar mas a su Fundación y crear grupos de amigos, empresarios o profesionales que no pudimos evitar ese mortal disparo pero si podemos evitar que su Fundación termine de la misma manera.
    Hoy es hora de honrar a este Héroe contemporáneo que nos enseño a valorar al General San Martín, a amar a nuestra Patria, a defender con estudio, trabajo y honestidad a nuestra bendita República. Hoy debemos comprometernos con su causa y acompañar mas generosamente con esa gran Institución donde tantos argentinos han salvado su vida gracias a su talento, a su extraordinario descubrimiento referido a la técnica del bypass coronario que hoy a 50 años de su primer operación ( 9 de Mayo de 1967) solo en los EEUU se realizan mas de 800 mil operaciones al año.
“Quizá el pecado capital que he cometido, aquí en mi país, fue expresar siempre en voz alta mis sentimientos, mis críticas, insisto, en esta sociedad del privilegio, donde unos pocos gozan hasta el hartazgo, mientras la mayoría vive en la miseria y la desesperación. Todo esto no se perdona, por el contrario se castiga”, decía Don Rene en un pasaje de su misiva.
Y agrega resignado: “Envié cuatro cartas a Enrique Iglesias, solicitando ayuda (¡tiran tanto dinero por la borda en esta Latino américa!) todavía estoy esperando alguna respuesta. Maneja miles de millones de dólares, pero para una institución que ha entrenado centenares de médicos desparramados por nuestro país y toda Latino américa, no hay respuesta”.
"¿Cómo se mide el valor social de nuestra tarea docente? Es indudable que ser honesto, en esta sociedad corrupta tiene su precio. A la corta o a la larga te lo hacen pagar", se lamentaba Don Rene.
   Hoy con todo respeto le pedimos perdón Doctor René Gerónimo Favaloro.-

                                                                                                    Carlos Alabe

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *