LA RESPONSABILIDAD SOCIAL UNIVERSITARIA

La Responsabilidad Social es un termino muy escuchado hoy en dia, pocos saben del conjunto de obligaciones y compromisos legales, éticos y civilizados que deben asumirse en cualquier área de caracter social, para evitar perjudicar al resto de la sociedad con lo que se produce o genera, ya sea en el ámbito social, laboral o medioambiental, en el que se desarrolla toda organización. La relacion inmediata de la gente al hablar de esto, es la Responsabilidad Social Empresaria, como si fuera la empresa u organizacion, el único sector de nuestra sociedad que tiene que asumir responsabilidades eticas en sus acts diarias, dentro de una poblacion bastante incompetente.
Todas las áreas y sectores que componen nuestra sociedad deberian adjudicarse una cuota de ética servicial y de responsabilidad por las consecuencias de las acciones emprendidas, por ende, poder convivir respetándonos unos con otros en un mundo que se enfila para el caos y los conflictos sociales. 
Incluyendo aqui,  la Responsabilidad Social que deben llevar todas las Universidades, con el fin de fomentar el progreso ético y personal tanto como la vinculación solidaria y compromiso social en el ejercicio profesional. Ya que hoy apuntan, casi con exclusividad, a formar profesionales idóneos en las ciencias que promueven y preparan, solamente, para su desempeño laboral.
Pudiendo asi observarse, como resultado de esta enseñanza: excelentes medicos que dominan su campo de manera extraordinaria, pero que no logran desempenarse adecuadamente con otros colegas o pacientes en el transitar normal de la vida; arquitectos que aprenden a diseñar sofisticados conjuntos habitacionales o infinitas torres, pero no tienen idea sobre el código civil o normas de tránsito; ingenieros que egresan con excelentes promedios, pero nunca se les enseñó las normas tributarias, ni en que oficinas municipales se obtiene una habilitación; grandes abogados que mucho pueden conocer de derechos, pero poco de obligaciones; contadores que manejan libros contables con magias matemáticas, pero tropiezan hasta con sus propias convicciones al relacionarse con otros profesionales o funcionarios estatales. Asi como de éstas, podríamos hablar de cualquiera de las profesiones que se forman dentro de los claustros universitarios. 
Es por esto, y mucho mas que propongo que se generen espacios en la currícula para incorporar la Responsabilidad Social Universitaria, como herramienta indispensable para lograr una sociedad más civilizada y conviviente, donde nuestros profesionales se formen más íntegros, ricos en valores, que no estén en la búsqueda permanente del conflicto si no de las coincidencias, que defiendan al Estado que les facilitó el título universitario para su desempeño profesional y no estén viendo cómo aprovecharse de él en un litigio o licitación.  Es tanto lo que podemos hacer y aportar a mejorar y cambiar muchas cosas que no están bien y desde nuestras profesiones, sin la necesidad de pisar el terreno de la política partidaria que hasta aquí no dio demasiadas muestras de eficiencia, que solo hace falta que participemos y nos comprometamos con nuestro País para reorientarlo a un futuro mejor para todos.
A modo de conclusión, para que las universidades se comprometan con las demandas y exigencias de nuestra sociedad, es preciso un compromiso institucional claro desde la alta dirección, fomentando la incorporación de materias como Seguridad Vial, Educación Cívica, Salud, Política y algo de Educación Democrática; acciones que impregnen una nueva cultura en la comunidad universitaria y que favorezcan la participación y el diálogo entre los diferentes grupos de la Universidad. No les parece? 
 
                                                                                                                                 Arq. Carlos Alabe
 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *