LA LEONESA Y LAS PALMAS TAMBIEN CONSTRUYEN CASA GARRAHAN CHACO

En el marco de festejar la cosecha anual del arroz, las arroceras Cancha Larga S.R.L y San Carlos S.A llevan a cabo hace cinco años un día festivo con un gran almuerzo, música, baile popular, a fin de regalarles a sus operarios y a sus familias una especie de recompensa por el trabajo realizado en la producción y cosecha del arroz.
   Dentro de este gran festín también forma parte del programa social festejar y practicar la solidaridad de forma directa, promoviendo aún más en los niños. En esta oportunidad, el gesto solidario por parte de la empresa y sus operarios estuvo ligado al trabajo que realiza Fundación Ciudad Limpia con respecto a la construcción de la Casa Garrahan Chaco. Realizando, de esta manera, una campaña de recolección de tapitas plásticas, siendo éste un recurso económico para dicha construcción, recompensando con premios a quienes juntaban mayor cantidad de este material reciclable.
   Gracias a la voluntad y compromiso de los chicos, esta campaña tuvo éxito y se logro llenar una trafic de tapitas plásticas, por el buen gesto solidario las empresas arroceras recompensaron con regalos a todos los niños que colaboraron con sus tapitas, teniendo como ganador a Alejandro Maidana quien fue el que más tapitas junto.
  Esta iniciativa surgió de los propietarios de las arroceras, Eduardo y Sara Meichtry con el acompañamiento de Mirta Reyes y los enfermeros del puesto sanitario de PLP (Puerto Las Palmas) Cristian Magiolo y Fany Britez, quienes sumaron voluntades para este gran proyecto solidario que beneficiará a muchos niños enfermos y sin recursos. 
 
EMPRESAS SOLIDARIAS
    Las  Arroceras San Carlos S.R.L y Cancha Larga S.A, son emprendimientos de gran envergadura con más de tres décadas de trayectoria que pertenecen a la familia Meichtry y se encuentran vigentes en el Paraje Cancha Larga de la localidad de La Leonesa. Estas empresas cultivan y almacenan arroz para su posterior distribución por las zonas de Santa Fe y Entre Rios. Desarrollan actividades tendientes a prevenir, controlar, mitigar y reparar los posibles impactos negativos provocados en las distintas etapas del ciclo de producción, almacenaje e industrialización del arroz, siempre buscando minimizar el  impacto ambiental de sus actividades.
   También cuentan con un plan de Comunicación Social donde trabajan e interactúan con la comunidad a través de encuentros educativos, charlas-taller con escuelas de nivel primario y secundario, visitas al predio con instituciones de niveles terciarios y universitarios.
   Paralelamente a este trabajo, hace aproximadamente tres años la arrocera San Carlos cuenta en uno de sus predios con un criadero de Pacú, ya que tiene como proyecto habilitar el Puerto Las Palmas y en el lugar realizar un frigorífico de fileteado de Pacú donde quedará a la venta no solo para el país sino también con intenciones de exportar.
  Por su parte, Martín Meichtry acotó “Este emprendimiento, si bien ya sabíamos que no causa daño, surge en principio para demostrar públicamente que los componentes que se utilizan para la producción de arroz no es perjudicial para la salud, el suelo, el agua y el medio ambiente”.

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *