CIUDAD LIMPIA LO CELEBRA CON ACCIONES CONCRETAS

El 5 de Junio es el Día Mundial del Medio Ambiente, establecido por la Asamblea General de Naciones Unidas por medio del cual la Organización de Naciones Unidas sensibiliza a la población mundial en relación a temas ambientales. La Fundación Ciudad Limpia viene trabajando en esta área desde hace diez años promoviendo acciones concretas con un impacto positivo directo en el medio ambiente.Porque mejor que decir es hacer, Ciudad Limpia celebra el Día del Mundial del Medio Ambiente generando actividades  que producen un impacto inmediato en el cuidado del medio ambiente. A lo largo de 10 años esta organización ciudadana ha desarrollado una serie de acciones que apuntan a favorecer y proteger el medio ambiente y que se han puesto en marcha a través de múltiples actividades como las siguientes:

 

Actividades de concientización y divulgación: consiste en el dictado de charlas y seminarios cuyas temáticas giran en torno al cuidado y protección del medio ambiente a partir del uso sustentable de los recursos naturales y promoviendo el consumo responsable.
Actividades de plantación de árboles: como las diversas campañas en las cuales Ciudad Limpia ha contribuido a que se planten centenares de árboles en nuestra ciudad.
Actividades de recolección de Residuos Sólidos Urbanos: Cada sábado y durante todo el año en la plaza 25 de Mayo de Resistencia, Ciudad Limpia recolecta materiales para reciclar que la ciudadanía aporta. Materiales tales como: papeles, cartón, botellas plásticas y de vidrio, tapitas de plástico, llaves de bronce, entre otros; que son recogidos para luego  clasificarlos, limpiarlos, acopiarlos y venderlos a fin de que a través de los distintos procesos de reciclado puedan volver a la cadena de consumo y constituirse ya sea como materias primas o como nuevos productos. Con esto se apunta a un doble objetivo. Por un lado el objetivo solidario: las actividades de reciclado tienen por fin obtener recursos económicos para el financiamiento de las distintas tareas que lleva a cabo la Fundación, principalmente la construcción del Primer Albergue Regional de Recuperación de Pediatría del Nea. Por otro lado el objetivo ecológico: contribuir al cuidado del medio ambiente fomentando hábitos para su protección como la implementación de una cultura del reciclado comenzando desde el hogar con la separación de residuos en origen.
 
PROGRAMA DE RECICLADO DE LA FUNDACIÓN CIUDAD LIMPIA: 10 AÑOS DE ACCIONES CONTRIBUYENDO AL CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE
 
La Fundación Ciudad Limpia en el marco de su programa de reciclado viene trabajando en la promoción de actividades vinculadas al reciclado de residuos sólidos. Estas son las cifras que marcan el aporte de esta organización a la protección del medio ambiente:
 
CAMPAÑAS DE RECICLADO DE PAPEL Y CARTÓN: SALVAMOS 16.830 ÁRBOLES
El mundo pierde cada año una superficie de bosque equivalente al tamaño aproximado de Portugal, unos 90.000 kilómetros cuadrados, debido, fundamentalmente, a la actividad de la industria papelera. La tala indiscriminada de árboles para la producción de papel y sus derivados ha llevado a la destrucción de inmensas áreas de bosques generando la aceleración del calentamiento global. Teniendo en cuenta que 1000 Kg de papel reciclado salvan la vida de 17 árboles, Ciudad Limpia  ha logrado reciclar 990.000 kg por lo que se ha logrado salvar la vida de 16.830 árboles.
 
CAMPAÑAS DE RECICLADO DE TAPITAS PLÁSTICAS: AHORRAMOS 454.000 LITROS DE PETRÓLEO
El plástico está hecho de petróleo, un recurso natural escaso y no renovable. Una vez elaborado sobrevive en el medio ambiente 500 años hasta degradarse. Los procesos de reciclado permiten reutilizar los plásticos evitando nuevos consumos de petróleo.
A lo largo de 10 años Ciudad Limpia lleva reciclado 454.000 kg de tapitas plásticas. Si consideramos que por cada kilo de plástico reciclado se ahorra un litro de petróleo, las sucesivas campañas de reciclado de tapitas plásticas han permitido ahorrar 454.000 litros de petróleo.
 
CAMPAÑA DE RECOLECCIÓN DE PILAS: SALVAMOS 1.620 MILLONES DE LITROS DE AGUA DULCE
El circuito de contaminación de una pila usada se inicia cuando son arrojadas con el resto de la basura para luego ser vertidas en basurales a cielo abierto, como ocurre en la ciudad de Resistencia. Allí es donde las pilas sufren la corrosión de sus carcasas afectadas internamente por sus componentes y externamente por la acción climática (lluvia, humedad) y por el proceso de fermentación de la basura, especialmente la orgánica. Esto produce el derrame de los electrolitos internos, arrastrando los metales pesados altamente tóxicos (como el mercurio, el cadmio y el plomo contenidos en su interior) al subsuelo contaminando cuerpos de aguas subterráneos (napas subterráneas) o superficiales (lagos, ríos y mares).
Desde que Ciudad Limpia inició su campaña de recolección de pilas usadas lleva recolectado 6000 kg de pilas, las cuales han sido quitadas del mencionado circuito de contaminación. Teniendo en cuenta que un kilo de pilas (90 pilas) comunes contaminan 270.000 litros de agua dulce y al evitar que esta cantidad terminen en un basural, se ha logrado salvar de la contaminación a 1.620 millones de litros de agua dulce.
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *