Chaqueños ilustres

En momentos en los que hay varios funcionarios políticos de la provincia sospechados de corrupción y con causas en la Justicia y que otros se encuentran hace ya varios meses detenidos, vale la pena recordar que este Chaco ha sido y sigue siendo cuna de ilustres ciudadanas/os que dieron todo de sí para honrar a la provincia y hacerla conocer.

Ertivio y Aledo

Se pueden hacer muchos nombres, pero vale la pena, a raíz de algunos acontecimientos recientes, nombrar a algunos de ellos. Por ejemplo, el profesor Ertivio Acosta, a raíz de haberse cumplido el 1 de agosto el rito de la caña con ruda. Desde siempre fue folclorista y bailarín de la Peña Martín Fierro, integrante del grupo de danzas que ganó en Cosquín en 1964. A fines de la década del 70 se había casi olvidado esa costumbre folclórica y fue él que por su dedicación y tozudez logró reimplantarla. En su audición “La hora del pombero” que salió por LT 5 y por Canal 9 y su participación en Sapucai enseñó las tradiciones de la cultura guaraní, y esta fue de las primeras. Además, publicó reiterados artículos en NORTE que eran coleccionados por muchos y que transmitían tradiciones como el paso de las brasas en la noche de San Juan, el Caraí Octubre, la curación del empacho y tantas otras. A fuerza de investigar y estudiar se recibió de profesor y luego de museólogo en La Plata y lo aplicó cuando trabajó en la dirección de Cultura. Fue el fundador del Museo del Hombre, el de la Isla del Cerrito y de la Casa Geraldi y era el alma mater de todo ese movimiento, tal que el Museo del hombre lleva su nombre y que el 7 de julio, día de su fallecimiento, fue instituido por la Cámara de Diputados como el Día de los Museos del Chaco.

Otro chaqueño que recordamos días pasados fue el gran poeta y coplero, Aledo Luis Meloni, que ese día habría cumplido 106 años. Fue maestro rural y periodista, entre los fundadores de NORTE y un ejemplo de conducta y pensamiento sabio. La edición de ese día de este diario lo evocó como se merece y recordó dos promesas incumplidas de los que hablan más de lo que hacen. Se prometió desde el Municipio inaugurar para el 1 de agosto el Paseo de los Poetas en la Avenida Vélez Sársfield, y tras ocho meses no hay nada hecho. Se dijo desde el gobierno de la provincia que la casa en la que vivió se iba a convertir en museo y centro cultural y hoy está abandonada. Mala forma de rendirle homenaje.

Ciudad Limpia y Padres en la Ruta son dos organizaciones que hoy nos enorgullecen a todos los chaqueños. Integradas por un grupo de incansables y solidarios encabezados por el arquitecto Carlos Alabe demostraron que se pueden hacer cosas importantes sin hablar tanto, apelando a la imaginación y al trabajo honesto. Y esto está demostrado en la Casa Garraham y en tantas otros obras y edificios recuperados que se mejoraron por su empuje. Hoy construyen en Barraqueras el Hospital para Enfermedades Raras y no cejan en su empeño de ser adalides de la Educación Vial, mientras se informa todos los días de varios muertos en calles y rutas.

Yolanda, Inés, Chichita

Yolanda Pereno de Elizondo fue una apasionada de la actividad coral e hizo conocer al Chaco en el mundo a través del Coro Polifónico de Resistencia que creara en la Escuela Normal Sarmiento en 1941. Con un exquisito sentido de la armonía recorrió escenarios de la Argentina Capital Federal y La Plata y de Sudamérica (Chile y Brasil). Sin embargo, sus mayores logros fueron en la vieja Europa donde su coro logró en 1968 el primer premio en Polifonía Clásica en el Festival de Arezzo (Italia). El Coro de una desconocida provincia de la Argentina deslumbró en una ciudad donde la Polifonía del Clasicismo era algo habitual. La hazaña volvió a repetirse en 1974 en otra ciudad italiana, Pescara. Allí llegó luego de realizar una gira por importantes ciudades europeas. Yolanda fue considerada siempre una prócer de la cultura chaqueña tanto que el día de su fallecimiento, el 19 de agosto (1981) fue declarado el Día de los Coros Chaqueños.

En el mismo año, el 27 de junio de 1981, falleció Inés Manuela García de Marqués, nacida en la zona de Las Palmas, hija de españoles, otra mujer ilustre para el Chaco. Fue docente y creadora del Museo Ichoalay, que continúa hoy con su tarea. Pero su mayor labor se desarrolló entre los aborígenes tobas allá en el viejo barrio Toba de Resistencia donde siendo presidente de la filial Chaco de la Cruz Roja creó la escuela. Y allí fue la que observando las costumbres de esa etnia creó el Coro Chelalaapí, “Bandada de Zorzales” que hoy es conocido en todo el país y en el mundo, tanto que este año tiene programadas presentaciones en Europa. Conocer su historia es emocionante y apreciar a la distancia lo que logró con esos hermanos y la música, la coloca en un hito que no se puede olvidar.

María Angélica Pellegrini “Chichita” para todo el mundo fue una pionera para la danza. Se preparó para ello con maestros importantes en Buenos Aires y Córdoba donde además estudió coreografía. Fundó la vieja Escuela de Danzas del Chaco, que hoy lleva su nombre. Era descendiente de los primeros inmigrantes y devolvió con creces al Chaco lo que permitió a sus padres.

Fabriciano, Mempo

Hace pocos días se llevaron a cabo nuevas ediciones de la Bienal Internacional de Esculturas, del Concurso de Esculturas de General San Martín y del de El Impenetrable, con éxitos cada vez mayores. Todo esto se debe a otros chaqueños ilustres reunidos en la Fundación Urunday que capitanea el maestro Fabriciano Gómez y que como el en caso del Coro Polifónico ha ubicado al Chaco en el plano internacional.

En días más -15 al 18 de agosto- se llevará a cabo en Resistencia la 23 edición del Foro Internacional por el Fomento del Libro y la Lectura que organiza desde hace más de dos décadas la Fundación Mempo Giardinelli. Otro orgullo que ha hecho conocer al Chaco en el mundo de las letras, sobre todo de habla hispana. Una patriada que hace rato impulsa otro gran chaqueño de pura cepa, Mempo Giardinelli, uno de los mayores escritores contemporáneos de literatura hispana conocido y premiado en todo el mundo y que, sin embargo, eligió a su Resistencia para hacerla capital del Libro y la Lectura, para perfeccionar a la docencia y para instalar la lectura desde la infancia a través de ese invento extraordinario de Las Abuelas Cuenta Cuentos”.

Ertivio, Fabriciano, Mempo, Alabe, Yolanda, Inés Marqués, Chichita, Aledo son solo unos pocos de las decenas que se podrían nombrar y que nos hacen sentir orgullosos de ser chaqueños por nacimiento o adopción. Mucho más que la vergüenza que nos invade por esos otros sospechados de corrupción y de incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Eduardo López
Por: Eduardo López

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *